Categorías
Todo lo que Deberías Saber sobre palas

¿Cuándo tengo que cambiar una pala de pádel?

¡Hola Padelero! Si te estás iniciando en este fascinante deporte, te va a ser muy útil aprender cuándo cambiar tu pala para pádel.

Pala de pádel blanco con negro; foto raqueta de padel profesional; Paleta de padel en el piso con bola.

3 Razones del porque Debes Cambiar de Raqueta de Pádel

Te traemos las 3 razones más importantes por las que los padeleros más inteligentes eligen cambiar de paleta:

1. Exceso de vibraciones:

Si una pala vibra mucho puede provocar lesiones. Si no quieres dejar de jugar, será mejor que cambiéis rápido tu pala.

2. Perdida de Potencia:

Al perder una pala su potencia, pierde todo su atractivo para jugar con ella, deja de ser precisa, potente e incluso puede llegar a dañar tu estilo de juego si juegas mucho tiempo con una raqueta así.

Finalmente:

3. Grietas en el marco o tamiz:

Si tiene grietas o incluso fisuras muy probablemente tendrás que cambiar de pala por 3 posibles motivos:

  • aumentan las vibraciones
  • perdida de potencia
  • menor precisión

Si no tienes uno de estos 3 motivos, no hace falta que cambies de paleta.

Atención Amante del Padel: si aún no sabes a lo que nos referimos con “tamiz”, el siguiente artículo te interesa:

Ahora que ya conoces ¿cuándo tengo que cambiar una pala de pádel? y las razones para cambiar de paleta, disfruta de tu raqueta al máximo evitando lesiones.

Pero, ¿qué pasa en las Paletas de Pádel cuando se dañan?

palas de pádel amarilla y morada. Raquetas de pádel de padel purpura con negro y amarilla con negro. Paletas de pádel marca Ares II

Luego de varios juegos, las raquetas empiezan a perder propiedades: los golpes no tienen la misma efectividad y afecta tu nivel de juego.

Generalmente la goma interior pierden su forma inicial y se deforma. Eso causa que al momento de golpear la bola pierdas potencia, precisión y amortiguamiento.  

Es por eso que las palas de goma dura son más duraderas porque tardan más tiempo en perder sus propiedades. Si buscas mayor duración en tu pala, deberás elegir una dura.

Existe un sinfín de otras razones para cambiar de pala como: no me acostumbré, no va con mi estilo de juego, el balance no me favorece, es muy pesada para mí, el color no me gusta, ya está muy vieja, está muy sucia, la marca que me auspicia no autoriza que juegue con la pala en mal estado entre otros…

¿Es un problema que la pala se obscurezca?

Depende mucho de la mancha y la razón por la que se hizo. Generalmente eso no significa que está desgastada. Suele ser que está sucia o percudida por jugar con bolas nuevas y golpear con más frecuencia en el mismo punto.

Si notas que la mancha es más un desgaste del tamiz, es probable que pronto tengas que cambiar de pala.

En el siguiente artículo te mostramos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *